domingo, 2 de julio de 2017

Relato: La verdad sobre Ariane. Parte 2


Ariane

Estoy tumbada en la cama, aburrida y cansada de este calor que invade cada resquicio de mi cuerpo y de mi casa. He colocado los pies en la pared y sacado fotos tontas. Después las he subido a Instagram y Facebook. No quiero ver los likes, de repente ya no me apetece, porque es una foto absurda. Estoy aburrida.
Por fin. Los pasos se escuchan desde mi habitación. Son ágiles porque Emma tiene esa actitud un tanto hiperactiva. Parece que siempre vaya corriendo a los sitios. No somos amigas desde hace mucho, pero calo rápido a las personas y sé que ella, es una chica ocupada. Cuando suena el timbre espero unos segundos para levantarme y dirigirme a la puerta. La hago esperar a propósito. Quiero que entienda que no estoy siempre disponible para ella.
Emma aparece ante mí con un vestido ajustado aunque sobrio. Justo el clasicismo al que se ceñiría una ejecutiva. Qué sosa.
-¡Qué día de reuniones, por favor!- exclama sin perder la alegría.
Me besa, porque está hecha de pasta efusiva, en su interior hay una necesidad absurda de demostrar los sentimientos que la hacen más vulnerable de lo que ya es por costumbre. Algún día se aprovecharán de ella, tiene que saber que el mundo no es un castillo rosa con unicornios galopando por jardines de piruletas.
Acepto su beso pero no demuestro mayor entusiasmo. Debo enseñarle a tener picardía.
Emma se deja caer en el sofá tan pronto como llegamos al comedor y comienza a abanicarse con la mano.
-He tenido dos reuniones que me han dejado atontada- comenta.
Odio cuando comienza a hablar de su trabajo. Se cree que por dedicarse al Marketing y las grandes empresas los demás no valemos lo suficiente. La empatía no es su mayor virtud. Quizás la odio todavía más cuando narra a lo Mujercitas sus anécdotas familiares. Está hecha una Amy March, pero en versión cutre. Yo me marché de casa en cuanto cumplí la mayoría de edad, debería tener cuidado en no presumir ante los pobres.
La desgraciada es guapa. Tiene la piel bronceada de playa y el pelo dorado y salvaje. Parece un caramelo. Es como un Werther’s Original hecho persona.
-¿Cuánto drama, verdad? -suelto con un deje de ironía.
A ver si se da cuenta de que sus problemas no son problemas. Es demasiado negativa y debo ayudarla. Porque es mi amiga. Sólo trato de relajarla.
Sin embargo ella frunce el ceño, parece sorprendida. Vamos bien, no esperaba mi respuesta y la he descolocado. Así verá que la vida no es sólo quejarse.
-Tampoco es eso – añade.
Me siento sobre la mesa y enciendo un cigarrillo.
Soy más alta que Emma, mi pelo es más brillante y mis pómulos se marcan más que los suyos. Si Paul fuera heterosexual estoy segura de que me preferiría a mí. No me cabe la menor duda.
-Miremos los trajes y vayamos por faena – dice Emma, de repente su rostro se ha ensombrecido-. Tengo una cena a las diez.
-Cuánta vida social tienes, eso te quita tiempo. Por eso vas perdida, ¿no es así?
-¿Perdida?
-He visto que en algunos pasos no acabas de estar centrada, y pensé: uy, a Emma le pasa algo.
-No me pasa nada.
-Ahora entiendo, no paras. Necesitas un masaje, que te cuiden y mimen, una limpieza de cutis.
Emma sonríe aunque un poco por compromiso. Se habrá creído mi mentira. ¿Perdida? Si ella es perfecta…
Enseguida enciende el iPad que saca del bolso.
-¿Qué vestido te gusta más? -pregunta.
Entra en la página de la academia y de casualidad, encuentra mi foto del vestuario.
-Oh, qué chula- exclama con ilusión.
-Y tú estás genial en la que subiste, eh. Has sabido hacerlo.
-No sé -responde, no ha captado mi tono irónico-. La hizo Chloe.
Mi cara es el espejo del estupor.
-¿Chloe? No te fíes de ella – digo alarmada.
-¿Por qué? Somos amigas desde hace tiempo. ¿Ha hecho algo?
-Tú confía en mí, es competitiva, a mí me odia. No me soporta y no le he hecho nada.
-No hagas caso, te tendrá envidia.
-Eso ya lo sé. Su actitud lo demuestra. Pero me parece patético.
-Vale, ¿qué vestido llevaremos al festival? - y vuelve a clavar la mirada en la pantalla, obviando los temas importantes.

Emma

Espero que Ariane no se entretenga demasiado y que no me salga con sus problemas absurdos. Me cae bien, pero a veces resulta un tanto tóxica. Las chicas la llamamos La rompe ilusiones, porque te las quita de un plumazo. Siempre se repite la misma historia, ante cualquier comentario nos recuerda la posible parte negativa.
Chloe se fue de vacaciones a Australia hace un par de meses, y Ariane no dejó de recordarle que había riesgo de que la robaran, la timasen en el hotel, etc etc. Sandra conoció a los hijos de su pareja hace unos días, y Ariane no dejaba de enumerar los problemas de aguantar a los hijos de otra.
Quizás si exista la posibilidad de peligro, ese riesgo a correr, pero no tiene por qué ser lo primero que recibamos de ella al explicar nuestras vidas. En realidad, está sola. No tiene más amigas que nosotras, y no sale demasiado. Yo la tolero, porque sus palabras no me envenenan, pero Chloe la tiene atravesada. Lo que pasa es que Paul la adora. Es la mejor bailarina que hay en la academia y eso tiene su recompensa. No sé por qué Ariane se fustiga tanto, debería sentirse feliz siendo la estrella.

Subo las escaleras corriendo. He quedado para cenar y no pretendo alargar demasiado mi momento en casa de Ariane. Quiero decidir los vestidos del festival e irme a casa a arreglarme para la cena.
Ariane me abre vestida con un tanga y una camiseta atada a la cintura, tiene un cuerpo bonito, lo que no sabía era que usaba esos atuendo para estar por casa.
Pasamos al comedor y como no sé qué decirle rompo el hielo hablándole de trabajo. Pero creo que he dicho algo malo, porque enseguida me acusa de ser dramática con un tono extraño que no sé interpretar. Me descoloca un poco, todo el mundo sabe que la dramática es ella.
Entonces se sienta en la mesa y se pone a fumar. Adopta una postura estudiada que desde fuera parece incómoda. Quizás en las películas quede muy bien este postureo pero en la vida real pienso que resulta diferente. La hace un tanto ridícula.
-Miremos los trajes y vayamos por faena. Tengo una cena a las diez – digo. 
No quiero perder más tiempo.
-Cuánta vida social tienes, eso te quita tiempo. Por eso vas perdida, ¿no es así?
-¿Perdida?
-He visto que en algunos pasos no acabas de estar centrada, y pensé: uy a Emma le pasa algo.
No entiendo a qué viene ese repertorio. No me hace falta ser demasiado inteligente para saber que es un ataque.
-No me pasa nada.
-Ahora entiendo, no paras. Necesitas un masaje, que te cuiden y mimen, una limpieza de cutis.
No suelo envenenarme con estas cosas, pero Ariane se está excediendo. No sé si está enfadada o es que no sabe usar otro tono.
Quiero centrarme en los vestidos del festival, pero parece complicado. 
De repente no sé cómo hemos llegado a este punto de la conversación, pero  Ariane critica a Chloe. Trato de calmar la situación, de que Ariane se calle de una vez, y le digo la mentira que quiere oír: Chloe te tiene envidia. Y entonces se llena de orgullo, la felicidad le ha vuelto en forma de vitalidad. Lo noto en sus mejillas rositas.
No sé qué estoy haciendo aquí, en casa de esta chiflada. Debería irme antes de que su locura me salpique de algún modo. Me pongo en pie, atusándome el vestido.
-¿Puedo ir al baño, verdad?
-Claro – dice ella-. ¿Quieres un café?
-No, pero gracias-respondo-, no me puedo entretener mucho.
Ariane.
Es el momento. El corazón se me sale del pecho, o al menos a mí me parece que explotará en mi interior. Emma ha ido al baño. Es ahora o nunca. Cojo su móvil. La muy retrasada se lo ha dejado sobre la mesita. He visto su contraseña cientos de veces, 689345. No sé qué puede significar. Conociendo a Emma, alguna gilipollez banal. Es muy arriesgado lo que voy a hacer, excedido hasta el mas lejano límite. Pero no puedo parar. Cada vez que veo sus comentarios siento que enfermo por dentro. Enfermo de verdad, no es un decir. Su éxito me provoca ardor de estómago, y quiero llorar, una vez llegué a vomitar cuando Paul la llamó princesa triunfadora. Emma debe de saber que el mundo no es perfecto, así espabilará.
Desbloqueo la contraseña, y la pantalla se ilumina.





25 comentarios:

  1. OMG...¡cómo nos dejas! Jaaja...ahora necesito saber qué va a hacer Ariane, que menuda "elementa" es, chiquilla!
    Me ha gustado esta narración a dos bandas, y por supuesto que estoy enganchada.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es malísima!! Jajaj me alegro de que te haya gustado, un besote :)

      Eliminar
  2. Caray, si ya la última entrega nos dejó un final emocionante, esta parte ya produce taquicardias. Joe, cuánta maldad en algunas personas, eh?
    A ver qué pasa en la tercera parte.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer guapa! Hay gente muy siniestra por ahí, un besito!! :)

      Eliminar
  3. ¡Uff qué suspense María! Que se le habrá ocurrido a Ariane... Has descrito perfectamente cómo proyecta una persona tóxica y con problemas sus propias inseguridades en los demás, Emma en este caso no se deja avasallar pero no todo el mundo es igual. Me ha encantado cómo has plasmado la escena en base a las dos perspectivas, de los dos personajes, cada uno bajo su punto de vista. Genial retrato de los personajes.
    Nos dejas con ganas de más María, una historia que promete mucho,esperamos la siguiente entrega con ansia.
    Un besazo guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aixxx perdona, tenía comentarios por responder!! Muchíssimas gracias por tu comentario. Ariane es de lo peorcito que te puedes encontrar, por mucho que Emma no se deje avasallar Ariane encontrará el camino para tratar de hundirla. Me alegro de que te haya gustado! Un besote guapa!!

      Eliminar
  4. ¡Vaya genialidad te has sacado de la manga!

    Y es que las historias narradas en dos tiempos y desde dos perspectivas son de mis favoritas. Mira, hay una película mexicana llamada 'Sabrás que hacer conmigo' que sigue esta estructura narrativa y que me gustó especialmente por este motivo, supongo que debe estar en vídeo ya por si te apetece verla.

    Por cierto, vaya joyita has creado con el personaje de Ariane, una chica con un alma cándida, sin ninguna ambición, que entrega su amistad a cambio de nada y desde luego todo un ajedrez de toxicidad y que desde luego, puede hacer de un día algo maravilloso y nada anodino, me la pido de regalo de Reyes, ja,ja,ja.

    Frases para el recuerdo:

    "El mundo no es un castillo rosa con unicornios galopando por jardines de piruletas".

    "La desgraciada es guapa. Tiene la piel bronceada de playa y el pelo dorado y salvaje. Parece un caramelo. Es como un Werther’s Original hecho persona".

    "Emma ha ido al baño. Es ahora o nunca. Cojo su móvil. La muy retrasada se lo ha dejado sobre la mesita".

    Felicidades María, un beso.






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja muchísimas gracias Miguel!! Las frases...bueno es que hay personas que hablan así, insultando, y lo de los unicornios y piruletas me salió del alma jaja me alegro mucho de que te haya gustado!! Me apunto la peli que comentas, no la he visto y me ha generado curiosidad! Un besito :)

      Eliminar
  5. Con toda sinceridad, me quedo enganchada con éste relato, María. Personas así de tóxicas, que ven el vaso medio lleno siempre, el lado oscuro, negativas a más no poder. Dan qué pensar.

    Un abrazo literario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las personas tóxicas son lo peor para la sociedad, no puedes hacer ni decir nada, y nunca sabes por dónde van a salir! Me alegro de que te haya gustado! Un besito :)

      Eliminar
  6. ¡¡¡¡Ayyyyyyy no nos hagas esto!!!!!! Ahora tengo que saber qué va a hacer, esa pantalla iluminada, ainnnnnns, qué maldad.
    Besos y me muero de impaciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja muchas gracias guapísima!! Un besito :)

      Eliminar
  7. Hola María,
    Qué de dudas producen las conversaciones no verbales, y qué difícil es interpretar a veces a las personas con sus gestos y en lo que les caracteríza. Las dos partes han venido bien, sobretodo porque a menos que sea una película, nosotros , como meros expectadores de la vida ( a veces) con los amigos y gente conocida, nunca se puede llegar a acertar del todo sus actitudes, es decir, el por qué de sus actos o comentarios. Pero Emma no va mal encaminada. Me has dejado con la intriga. Me ha gustado mucho. Espero ansiosa la siguiente entrada. Un saludo! Keren.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, una vez leí: el lobo siempre será si sólo escuchamos la versión de caperucita. Ariane sabe que es mala pero también se cree justiciera. Es un peligro! Un beso guapa, y gracias por el comentario :)

      Eliminar
  8. Ariane, es una buena chica rodeada de falsas amistades donde el compañerismo deja mucho que desear. Quien quiere tener amigas así? Espero que no se contagie de la toxicidad que desprenden cada una de ellas en ese afán por ser las más maravillosas, las más guapas y las más mejores...(todo queda en la superficialidad) que a mi personalmente no me dice nada. Un relato bien llevado de tu mano María, me mantengo expectante hasta la siguiente entrega. Un fuerte abrazo, feliz semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Bueno la tóxica es ella jejej las demás se están dando cuenta. Me alegro de que te haya gustado! Un besito :)

      Eliminar
  9. La rompe ilusiones, muy buen mote, aunque yo le hubiera puesto La amargá, jeje. Precioso relato, gracias por compartirlo con nosotros. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja siii se me ocurren más para este tipo de gente!! Un besito guapa! Gracias por comentar :)

      Eliminar
  10. Muy entretenido, me hubiera gustado seguir leyéndolo. Qué pena. Me quedé con la intriga de saber qué vio después de que la pantalla se iluminara o si la pillararía Enma. Me gusta la doble perspectiva del mismo hecho. Como sugerencia, quizá estaría bien poner el enlace al capítulo anterior al principio para refrescar la memoria o por si viene alguien nuevo a tu relato y no conoce la parte previa.
    Pues nada, a esperar la continuación.
    Un beso, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón! Para la próxima entrada pondré el enlace! Muchas gracias por el comentario, me alegro de que te haya gustado! Un besito :)

      Eliminar
  11. Qué ganas de seguir leyendo, María. Me encanta esta historia contada desde dos punto de vista, por ahora. Mnuda bruja e ha salido la tal Ariane, tóxica a más no poder.
    No tardes en dar la siguiente entrega.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapísima!! Me alegro de que te haya gustado! Un besito :))

      Eliminar
  12. Magistral, María. Logras plasmar todos y cada uno de los rasgos de una emoción tan básica como inevitable que es la envidia. No me extrañaría que te hayas documentado sobre los efectos somáticos de la misma que tan bien reflejas en Arianne. Sin embargo el cazador parece cazado, y Emma no es tan cándida como parecía, conoce el percal con el que trata, invitando al lector a un verdadero duelo de titanes, algo que me parece brillante, ¿quién ganara el juego? ¿Hasta dónde podrá envenenarse Emma para luchar contra Arianne? Permanezcan atentos a la pantalla. ¡Enhorabuena, María!

    ResponderEliminar
  13. Hola, Maria.
    Que capitulo mas trepidante. Arianne siempre quiere estar por delante de Emma, que difícil y tóxica amistad. Espectacular la narración a dos tiempos. Nos dejas en un verdadero suspenso, con ese desbloqueo de contraseña, y la pantalla se iluminada?
    !Abrazo!

    ResponderEliminar
  14. En la parte de tener una amiga a la que hay que espabilar, me identifico muchísimo. En ese sentido me siento como Ariane. Siempre intentando dar ánimos y que no estén en la parra ,ni les tomen el pelo jjaajaja

    Buen texto! Quiero más!

    ResponderEliminar